Discipulado en la Nueva Era II - Cartas a P. G. C.

      


[ Anterior | Indice | Otros Libros | Siguiente ]

Castellano:
InglÚs:

P. G. C.

 

Agosto de 1940

Hermano de antaño:

     [e493] Me pregunto si llegó a comprender que la expresión del amor de su alma constituye para usted la línea de menor resistencia, porque el rayo de su personalidad es el séptimo -el de la consumación-, rayo que, en el plano físico, expresa adecuadamente la forma a través de la cual puede manifestarse el alma, cuya naturaleza es amor. Esto es particularmente fácil en su caso porque el rayo de su cuerpo físico es también el séptimo. Por lo tanto, la energía para la construcción de las formas desciende directamente. Agregue a ello el hecho de que los vehículos de su personalidad pertenecen a los rayos quinto, sexto y séptimo, que siguen en orden secuencial y establecen un canal directo. En consecuencia (si quiere comprender realmente el mecanismo por medio del cual debe actuar su alma) debería estudiar más detenidamente el séptimo rayo, rayo entrante para el próximo ciclo inmediato. Los discípulos que manifiestan predominantemente estos rayos, obtendrán un conocimiento de las influencias, las técnicas, la mecánica y los objetivos de los rayos.

     A quien no haya alcanzado el grado de discípulo [i575] aceptado le será imposible descubrir muchas cosas. El tipo de su rayo ha de ser bien pronunciado, pues quien investiga debe estar suficientemente evolucionado como para haber logrado la etapa del observador desapegado. Este desapego lo logra frecuentemente y lo ha desarrollado por medio del temperamento y el entrenamiento. El discípulo de segundo rayo debe aprender a desapegarse y al mismo tiempo a mantenerse esotéricamente "apegado e incluyente", y a lograrlo conscientemente, manteniendo dicha actitud. El discípulo de primer rayo ha de permanecer sin apegos, aunque debe aprender el apego y dejar que en su aura entre el entero mundo en una serie progresiva de apegos, lo cual acarrea dificultad, porque implica aprender, por medio de paradojas, el secreto del ocultismo.

     La combinación de los rayos y los puntos de enfoque, explican en su caso el gran interés que demuestra por los centros y su significación, vitalización y empleo consciente. La meta de todo entrenamiento para la iniciación es despertar la conciencia, algo similar al entrenamiento dado a los niños a fin de despertarles la conciencia. Tal despertar se produce mediante: [e494]

1. La integración la coordinación del mecanismo.
2. La síntesis la fusión de la personalidad y el alma.
3. La apropiación la afluencia de energía desde el alma a los centros.
4. El despertar la respuesta de los centros a esa afluencia.

     Por lo tanto, observe la secuencia de este escalonado desarrollo como se hace en magia blanca. Por lo general los ignorantes estudian primeramente los centros en forma objetiva, practican ejercicios síquicos a fin de sentir realmente con los centros, que permite al hombre ser consciente de la ubicación y cualidad de los mismos. Luego, por medio de la meditación, hacen un esfuerzo para entrar en contacto con el alma. Dicho orden es erróneo. Como etapa final el hombre debe llegar a ser consciente de los centros, y esto se debe a que acentúa su alma y se identifica con ella y no con el aspecto forma, de la cual son parte los centros. Tenga sumo cuidado cuando imparta instrucción sobre estas cuestiones, procurando que este punto quede [i576] bien claro; además hay otro punto sobre el que quiero llamarle la atención. Quizás haya notado que a algunos de ustedes les asigné meditaciones concernientes a determinados centros y su relación entre sí. Haré esto en forma acrecentada. La mayoría de las meditaciones asignadas a los miembros en las primeras etapas de formación de los grupos, son en realidad meditaciones de rayo y pueden adaptarse en ese sentido y posteriormente insertarse en ellas referencias sobre los centros, pero en esto sólo A.A.B. tiene el suficiente conocimiento para hacer tal adaptación y las inserciones necesarias. Le sugerí que se dirigiera y pidiera a R.S.U. que copiara gradualmente todas las meditaciones en los próximos meses, así podría colaborar con A.A.B. en la tarea de hacer los cambios, y clasificar las meditaciones de acuerdo a los rayos correspondientes.

     Este servicio y esta expansión de la enseñanza son muy importantes y deberán constituir un servicio para usted y R.S.U. en colaboración con A.A.B.. Las meditaciones clasificadas y el conocimiento obtenido, proporcionarán el aspecto práctico de la enseñanza que en el futuro impartirá la Escuela Arcana en los cursos avanzados Cuando haya terminado la guerra -siempre que ésta llegue a su fin, según el deseo de la Gran Logia Blanca- muchas personas evidenciarán estar en condiciones de recibir este entrenamiento avanzado y ustedes, como grupo, deben prepararse para ello.

     Quizás se pregunte por qué me ocupo de estas cosas en mi instrucción personal. Simplemente, hermano mío, para que usted [e495] pueda ayudar en la preparación del futuro desarrollo de la raza humana y además -debido a su entrenamiento y al campo de trabajo de su vida diaria- está equipado para impartir esa medida de conocimiento técnico que garantice la tan necesaria sensatez y elimine toda extravagancia fantasiosa en la enseñanza que se dará sobre los centros y su desarrollo. Debe recordarse que los sistemas nervioso y glandular son la evidencia de los centros y los tres deben estar siempre relacionados si la ciencia moderna quiere apreciar y adquirir el nuevo conocimiento.

     Respecto a usted, hermano mío, sólo tengo una palabra. Profundice su comprensión y recuerde que, debido a que dos de sus rayos pertenecen a la primera línea de energía saliente, [i577] debe evitar cuidadosamente todo distanciamiento. Este es el primer paso hacia el aislamiento. Los discípulos deben recordar que cualquier acentuación excesiva de las energías que rigen a la personalidad, sienta las bases para la naturaleza forma en la próxima encarnación. En su caso, por ejemplo, el énfasis puesto indebidamente en esta vida en la quinta y séptima líneas de fuerza, podría producir una naturaleza forma muy peligrosa en su próxima encarnación -que probablemente daría lugar a una personalidad de primer rayo con una mentalidad de tercer rayo, el cuerpo astral igual al que posee ahora de sexto rayo y un cuerpo físico de quinto rayo. Podrá ver cuán peligrosa es esta combinación en lo que concierne al discípulo y al problema que enfrentaría. Aquí insinúo el método del desenvolvimiento en conexión con la responsabilidad kármica para el futuro, insinuación que nunca se había hecho públicamente. Este párrafo contiene mucho material para reflexionar.

     El objetivo de la meditación personal que le sugiero practicar, consiste en llevar los dos centros de la cabeza a una creciente actividad. Es un ejercicio sencillo, pero debería practicarlo sólo día por medio, porque ha llegado a la etapa en que logrará un desarrollo demasiado rápido que dará lugar a innecesarias dificultades. Es un ejercicio preliminar general, para adquirir habilidad y manipular las energías dentro del cuerpo.

Agosto de 1942

1. La estabilización de su vida en las líneas establecidas es el próximo paso. Pero, hermano mío, no se cristalice.

2. Ya conoce el secreto de la triplicidad. Cavile sobre ello a fin de aclarar la mente.

3. Exprese más amor. Posee sabiduría, por eso debe hacerla llegar a los demás en las veloces alas del amor. [e496]

4. Aprenda a transmutar. La superación es más fácil, pero la transmutación más segura. Transmute.

5. Su otra meta es llevar la activa vida dual del discípulo. Su deber y su meta van de la mano y debe caminar con ambos a la vez. De esta manera podrá construir el puente o arco iris.

6. Actúe entre los hijos de los hombres curándolos y elevándolos, pero mantenga el equilibrio y la amplitud de mira. Todos los caminos son buenos.


[i578] Septiembre de 1943

Hermano mío:

     Me parece que este año he tenido que repetir con mucha frecuencia a los apremiados discípulos, que el camino es difícil. Así es, y su camino en la vida no ha sido una excepción. Grandes olas de impacto kármico se abatieron sobre nuestra Tierra -esa pequeña nave que va a la deriva en tiempo y espacio, navegando en el gran océano del cosmos. Los Señores del Karma han dirigido Su mirada hacia nuestro planeta. La energía sigue al pensamiento, y eso, hermano mío, es todo lo que el karma es -el impacto que hace la energía dirigida sobre la Tierra, sobre los reinos de la naturaleza y sobre el hombre y el discípulo individual. Gran parte de este karma, especialmente ahora, no tiene un propósito individual, ni lo generaron en manera alguna los individuos a los cuales afecta, sea un discípulo individual o un ser humano común. En la actualidad proviene mayormente del karma de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Primordialmente esto sucede en la esfera shambállica, y en el primer caso tiene poca relación con la humanidad. Comprendo que esto significará muy poco para usted. Tal actuación kármica en Shamballa condujo a la vitalización de las actividades de determinados hombres "voluntariosos", quienes liberaron mucho mal en la Tierra. Pero este mismo karma estimulará también la buena voluntad y así el bien duradero neutralizará el mal temporario. Esto no debe olvidarse.

     Los problemas que usted debió resolver como individuo, discípulo y miembro del nuevo grupo de servidores del mundo, fueron difíciles, pero está capeando el temporal y la pequeña nave sobrevivirá a la galerna. Esto es preparatorio para acrecentar los resultados del servicio -que se irá desarrollando en forma normal sin ningún planeamiento y derivará de la tarea que realice en su vida, cuando cumpla con sus responsabilidades hogareñas y con su trabajo de curación.

     [e497] Como lo insinué el año pasado en los seis pensamientos simientes, esto se halla resumido en las palabras: "Su deber y su meta van de la mano". Dicha condición quizás tienda a presentar más dificultades que una diferencia claramente definida. Deberá ajustar más cuidadosamente las relaciones y también organizar y planificar muy cuidadosamente la ecuación tiempo. Su naturaleza [i579] de segundo rayo hace posible lo primero, sus atributos de primer rayo ayudan a lo segundo. Este año deberá poner mayor énfasis en el establecimiento de "correctas y comprensivas relaciones" con quienes lo circundan, en su medio ambiente inmediato.

     Aquí me refiero a la profundización, hermano mío, que debe realizar conscientemente. Me agradaría que este proceso de profundización lo llevaran a cabo los miembros de mi ashrama por el conocimiento, el silencio, la comprensión amorosa y la síntesis interna. Por eso es esencial que cada uno lea y estudie los escritos e instrucciones de los demás, a fin de que logren profundizar la percepción interna, la visión y la fuente de actividad. Entonces todas las relaciones externas -las del discípulo individual y las del grupo- se complementarán desde ese centro interno y serán, por lo tanto, duraderas, sólidas y constructivas.

     Su particular trabajo en mi ashrama está vinculado (como bien sabe) a la Red de Luz que debe crearse en el mundo y al desarrollo de los Triángulos de Luz. Le pediría a tres de ustedes, que formen el triángulo central interno y, juntos y en constante consulta, establezcan una uniformidad y continuidad del trabajo. Continúe con el que está llevando a cabo y en la forma en que lo hace, pero profundice (volviendo a la misma idea) el contenido de lo que usted da a las personas que leen las notas que usted envía.

     No creo necesario darle una meditación permanente. La meditación grupal, la reflexión sobre la tarea que desempeña como discípulo (que debería ser intensificada) y la meditación subjetiva sobre la Red de Luz, llevada a cabo conjuntamente con los otros dos miembros de Triángulos, le proporcionarán los puntos focales adecuados para poner el énfasis sobre el alma. Aquí he expuesto la definición de la meditación realizada por un Maestro ante un grupo de discípulos. Maestro que usted ni el mundo externo conocen, porque en Su Ashrama sólo ingresan quienes se están preparando para la tercera iniciación y, aún así, únicamente acepta a los que se han comprometido llevar a cabo definidas actividades, para las cuales Él los entrena. Estos "puntos focales de énfasis", de muy diversos tipos, deberán caracterizar su meditación durante el año venidero. Son breves, dinámicos, poderosos y enfáticos y sólo es posible establecerlos cuando [i580] el antakarana está [e498] en un definido proceso de construcción, igual al trabajo que usted realiza en esa línea.

     Poco puedo decirle, hermano mío, debido a que trabajamos siempre en forma particularmente estrecha y a que usted está trabajando muy activamente en mi Ashrama. Por lo tanto, no son necesarias las prolongadas deliberaciones ni mis instrucciones en determinadas fechas del año. Además mantenemos conversaciones en su transcurso y esto lo sabe. De allí la brevedad de esta comunicación.

Noviembre de 1944

Mi amigo y colaborador:

     Desde mi última comunicación se ha dedicado asidua y empeñosamente a la tarea asignada, sentando una sólida base para el trabajo futuro. Sé que en su fuero interno ha comprendido el valor y la naturaleza de lo realizado. Le pido que lea detenidamente las instrucciones sobre el trabajo conectado con Triángulos, por lo tanto no lo repetiré. El trabajo creador de traer a la existencia la Red de Luz y de Buena Voluntad se halla bien encaminado. Podría decirse que su forma (considerada esotéricamente como cuerpo vital) es ahora suficientemente fuerte como para merecer un cuerpo organizado en el plano físico. En consecuencia, sugiero que el énfasis de todo esfuerzo sea trasladado a la construcción de la red en sí, sin considerar constantemente el aspecto cualidad. Creo que le resultará más fácil promover la ampliación de la red, que instruir a las personas sobre la naturaleza de la luz y sus aplicaciones, o hacerles comprender la buena voluntad -aunque esta última es más fácil que la primera. La formación de una red (por medio de una empresa organizada) es algo que el hombre común puede comprender.

     El trabajo se ha complicado hasta ahora por la actitud de quienes trataron de ayudar, porque creyeron que la formación de Triángulos es algo extremadamente difícil. El éxito o el fracaso del esfuerzo está condicionado por lo que inconscientemente cree el hombre; mi esfuerzo se vio obstaculizado al principio por las complejidades que urdieron a su alrededor [i581] las mentes concretas de mis discípulos, por no comprender su importancia básica y por criticarlo mucho inicialmente El plan es muy sencillo y puede realizarse con suma facilidad. Espero aclararlo con un enunciado que en breve redactaré.

     Llamaré la atención sobre el hecho de que todo enunciado proveniente de algún miembro de la Jerarquía, como yo, emana un poder incontenible, y esto no ha pasado desapercibido. Permítame [e499] dar un ejemplo. La primera comunicación que le di a A.A.B. para ser distribuida, se tituló El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Le siguió otra denominada Los Próximos Tres Años. Fueron distribuidas exactamente como las dicté, sin tacharles nada, con sus implicancias ocultas intactas y con poca o ninguna corrección en la redacción. Llegaron inmediatamente a millares de mentes y fueron recibidas con naturalidad en todas partes; su influencia culminó en la campaña tan exitosa de 1936. La tendencia a adaptar tales escritos a lo que usted y otros suponen que es la capacidad mental del público, reduce el magnetismo inherente -si puedo expresarlo así- en el artículo original inalterado. Sin embargo, ésa es la responsabilidad de todos los que tratan de divulgar este aspecto de la Sabiduría Eterna, de la cual fui el instrumento para revelarla y esto lo ha comprendido siempre A.A.B.. Por lo tanto, no hizo caso a las sugerencias de abreviar o simplificar los escritos. Sé muy bien que ella insistirá en que el artículo o escrito que me propongo redactar llegue al público exactamente como lo dicté, sin darle un sesgo cristiano, sin eliminar las frases ocultistas, pues el artículo quedaría inutilizado. También sé que usted colaborará. En último análisis, la responsabilidad del artículo es mío y de A.A.B., y el pasado justifica la creencia de que se puede confiar en que las mentes del vulgo responderán sensiblemente a la verdad esotérica.

     Después de haber considerado el trabajo, ocupémonos de usted, mi hermano y discípulo. ¿En qué puedo ayudarlo a fin de proporcionarle fortaleza y comprensión? Éstas son las dos cualidades que los discípulos necesitan más que cualquier otra cosa ahora. Posee usted una interesante combinación de energías de rayo, y el rayo de orden que permite establecer [i582] físicamente la relación entre el alma y la forma, lo controla fuertemente. Esta predominante energía debería permitir que su trabajo externo fuera más efectivo en el plano físico, si recuerda que esotéricamente la naturaleza forma es el cuerpo vital etérico que automática y fácilmente condiciona al vehículo físico organizado. ¿Cuál es la razón de que su trabajo no sea efectivo, hermano mío? Tenga en cuenta que esta potencia de séptimo rayo está concentrada en su personalidad y cuando la energía de segundo rayo de su alma predomina, el efecto inicial es neutralizar la actividad de la personalidad. Esto a menudo se olvida y sus primeras manifestaciones confunden al neófito. Más adelante, el discípulo aprende por la experiencia y el experimento que todos los rayos son subrayos del gran segundo rayo. Teóricamente usted lo sabe, pero es distinta la sabiduría que proviene de la comprensión como resultado de la acción. Una vez captado este hecho, puede comenzar a emplear todas las fuerzas de su equipo para complementar el servicio [e500] amoroso. Ésta es su principal lección técnica. El establecimiento de relaciones con la intención de construir una forma, constituye su línea de menor resistencia, siendo también la línea de la magia pura y, como bien sabe, ella puede ser la negra o la blanca. Hay dos métodos de trabajo creador: uno, complementado por el poder de séptimo rayo, lleva a cabo la construcción y la creación dentro de la materia y dentro de la periferia de los tres mundos, siendo extremadamente poderoso cuando se lo maneja por intermedio de una personalidad de séptimo rayo y un cuerpo físico también de séptimo rayo, como en su caso. El otro, es de segundo rayo, y se aplica desde afuera de los tres mundos y desde los niveles del alma; actúa por medio de la radiación, la atracción magnética y la energía coherente. Reflexione sobre estos dos métodos.

     Usted está en situación de poder emplear ambos métodos por medio de sus energías de rayo, inspirado por el ashrama, lo que daría por resultado un servicio muy eficaz y un constante progreso en cualquier trabajo que pueda emprender para mí y para el ashrama. Hallará de valor estudiar la relación que tiene el segundo rayo con el séptimo, porque entre ellos hay una estrecha reacción creadora o interacción impulsiva, que usted debe emplear conscientemente

     [i583] No por nada once personas de este grupo de discípulos, discípulos con los que está asociado en mi Ashrama, tienen el séptimo rayo como agente controlador del vehículo físico, mientras que trece pertenecen al segundo rayo o poseen un poderoso equipo del mismo rayo. Por lo tanto, el grupo tiene dentro de su círculo infranqueable todo lo que necesita para ser eficazmente creador; esta creatividad divina se expresará cuando todos los del grupo empiecen a estudiar sus propios rayos desde el ángulo del servicio grupal y no desde el ángulo del propio condicionamiento individual. ¿Quién de ustedes investiga su equipo de energía de rayo desde este punto de vista? La mayoría considera el tema más o menos en las siguientes líneas: este rayo en mi equipo me permite ser y hacer esto o aquello, de modo que este rayo complica mi vida; este rayo debe acentuarse más en mi vida; éste o aquel rayo me otorga ésta o aquella cualidad o capacidad. Los discípulos deben aprender a estudiar el equipo grupal como un todo y descubrir en qué punto el poder, del cual pueden ser custodios, enriquecerá la vida grupal, aumentará su esfuerzo y redondeará su presentación como unidad servidora en el mundo de los hombres. La responsabilidad que implica manejar fuerza, es algo que debe destacarse en la conciencia de todos los discípulos y conducirá a emplear la energía de rayo con mayor conciencia e inteligencia

     [e501] Es innecesario que le dé una meditación permanente. Los que pertenecen a este grupo, debido a años de enseñanza y práctica, están en situación (a no ser que yo se lo haya prohibido expresamente) de controlar y regular sus pensamientos y reflexión meditativa. Ciertas frases deberán condicionar su pensamiento y le daré cuatro de ellas que pueden producirle un efecto revolucionario y de principal importancia en los procesos modeladores de su vida:

1. Relación amorosa.

2. Conformidad con la idea (no con el ideal, hermano mío, porque eso es incidental).

3. Percepción de la realidad.

4. Manipulación creadora.

     Estas cuatro frases contienen la simiente de todo correcto servicio [i584] y pueden aplicarse al móvil de su vida individual en el hogar y el trabajo, en la tarea y el servicio de Triángulos y en todas las empresas grupales. Rigen, si las estudia con cuidado, la vida del ashrama -de todos los ashramas. Esa vida es de relación interna y externa, de sensibilidad a la impresión de la Jerarquía y a la idea jerárquica, en cualquier momento dado, y de correcta percepción de la verdad, tal como subyace en la relación y la impresión, y de una verdadera actividad creadora en el mundo de las fuerzas.

     Definidamente va acercándose más al corazón del ashrama y allí lo conocen y reconocen los trabajadores mayores. Esto lo logró por medio de la energía dinámica centralizada de su naturaleza emocional que -afortunadamente para usted- está equilibrada por su mente concreta, siendo bueno y necesario, excepto cuando su mente vaga por las esferas de la crítica; sin embargo, no lo hace con tanta frecuencia como en años anteriores. Tiene sus razones para sentirse alentado hermano mío. Reciba mi bendición, que lleva en sí la trasferencia de la energía espiritual.


Agosto de 1946

Hermano mío:

     En los últimos doce meses tuvo muchas dificultades que abarcaron todos los aspectos de su vida, ¿puede un discípulo esperar otra cosa? Mis últimas instrucciones estaban destinadas a ayudarlo, a fin de que avanzara constantemente, pues la seguridad interna permite siempre al discípulo superar las dificultades. La monotonía de la vida, las tareas y prácticas hogareñas, la angustia derivada de la época y el continuo sentimiento de frustración, contribuyeron a lo que podría denominarse, su determinación casi [e502] inflexible de mantenerse firme en la luz. Ahora se disolverá el grupo y ello generará lógicamente un sentido de fracaso.

     No puedo insistirles demasiado a usted y a sus hermanos de grupo sobre la relativa brevedad de la vida. No digo esto desde el punto de vista del clero cristiano, que tan frecuentemente insta a sus feligreses a recordar la muerte; tampoco me [i585] refiero a que alguno del grupo debe pasar inminentemente al más allá, sino simplemente a la vida en el plano físico, desde el ángulo del alma, que ve que la vida es una fugaz experiencia que deja un residuo de conocimiento Quizás puede ser de suma y destacada importancia una vida determinada, en un ciclo particular, dignificada por la reorientación, el decidido progreso, la iniciación de algún servicio, la recepción de alguna iniciación mayor, pero vidas así son raras y sólo aparecen en las postrimerías de la experiencia del alma.

     Dos factores son de principal importancia en su actual vida: uno, agotar y terminar el karma relacionado con algunas personas; el otro, llegar a controlar su cuerpo astral de sexto rayo. Usted vino a la existencia como discípulo que estaba al borde de la aceptación y en la periferia del Ashrama, aunque su conciencia no lo registró; en la próxima encarnación habrá progresado mucho en el discipulado y se dará cuenta rápidamente de ese hecho. Durante el resto de esta vida deberá embellecer toda experiencia y prestar conscientemente a los demás ese servicio que elimina el karma, también ampliar su punto de vista, particularmente en la esfera de la curación, donde aún lo controla en cierta medida su idealismo de sexto rayo, y dejar entrar más energía de segundo rayo, a fin de controlar a su personalidad organizadora ¿Le parece que esto es mucho pedir, hermano mío? Perdóneme la frase, pero es muy descriptiva Si analiza cuidadosamente mis palabras, observará que ya está haciendo todo esto, y sólo le pido intensificar la actividad actual.

     Por lo tanto, no tengo nada espectacular o poco común que decirle, y esto indica mucho. Puedo confiar en que continuará como hasta ahora, pero le pediré algo más.

     Emprenda un trabajo especial para mí (el de integración) y hágalo de tal manera que no se convierta en un servicio obligatorio, sino en un proceso viviente animado por el propósito. Le pediría que cada domingo se esfuerce por entrar en contacto con el ashrama y conmigo (sin esperar indicación externa de que lo logró) y luego, en mi presencia, nombre a cada una [i586] de las personas Comprendidas en los grupos de nueve, más las que pertenecen al nuevo grupo simiente, así como también a esas tres personas que [e503] recibieron los "escritos del Ashrama", las Catorce Reglas para Discípulos e Iniciados.

     Esto tomará tiempo, porque son muchos los que formaron esos grupos. Será lo mismo que encontrar el hilo vinculador y seguirlo hasta el ashrama, fortaleciendo así definidamente el vínculo interno. Deberá nombrar también a los que han pasado al mas allá, pues siguen activos sirviendo al ashrama. Le asigno esta tarea debido a su comprobada persistencia y capacidad de séptimo rayo para vincular el mundo de la forma con el mundo de la realidad espiritual.

     No albergo temores respecto a usted hermano mío. Es un discípulo sensato y sabe guiarse a sí mismo. Cuando necesite de mi cuidado y atención, me tendrá siempre a su disposición. Si tiene necesidad de pedirme ayuda -su Maestro, amigo e instructor- recuerde que por lo menos tardará siete días para llegar hasta mí. Pregúntele a A.A.B. el por qué. Pero puede llegar hasta mí.


Noviembre de 1948

Mi amigo y hermano:

     He observado su arduo y constante esfuerzo por cumplir lo que le requerí en mis últimas dos comunicaciones, y esto lo anoté en el registro ashrámico. En la actual encarnación aprendió la lección de la obediencia oculta. ¿Se ha dado cuenta de que esta obediencia -correctamente entendida y aplicada- constituye particularmente en relación con el espejismo y las tendencias de sexto rayo, la ruta soberana que atraviesa el plano astral y lleva al corazón mismo de la Jerarquía? La gente tiende a creer que obediencia es cumplir reglas y órdenes que les han sido impuestas por alguna fuente autoritaria. Como bien sabe, tal cosa no está estipulada en ningún entrenamiento jerárquico verdadero. Para el discípulo la obediencia consiste en reaccionar rápida y espiritualmente al Plan que emana de la Jerarquía y en registrar sensible, rápida y correctamente, la cualidad del ashrama al cual puede estar afiliado y luego emprender con premura, casi automáticamente con el tiempo, la tarea requerida, tarea que [i587] el discípulo mismo se la asigna y no que se la ordena el Maestro. La aceptación de la tarea evidencia simplemente que el discípulo es un trabajador ashrámico, consagrado al bien de la humanidad.

     Tengo la seguridad que usted no ignora que está cambiando su polarización en preparación para su próxima encarnación, en la cual renovará su servicio con un cuerpo astral de primer rayo, siempre que en esta vida haya reducido lógicamente las tendencias comúnmente obstinadas del sexto rayo y las vaya dominando. Lo [e504] está logrando con mucho éxito y no tengo la menor duda de 'que finalmente triunfará.

     Quisiera cambiar el ritmo de su trabajo. Le pedí, como bien sabe, que cada domingo tuviera en su mente a todos los miembros de mi grupo personal, con el cual trabajé ayudado por A.A.B.. Cuando cumplía ese requisito ¿se dio cuenta que yo buscaba la ayuda de su capacidad para centralizarse en la realidad? ¿O que necesitaba la ayuda de alguno de los discípulos de mi ashrama para obtener consolidación e integración dentro del ashrama mismo? Este ashrama es nuevo y hay otros tres nuevos como éste. Comprendí que dentro del aura ashrámica era necesaria una relación de lazos más estrechos entre algunos de sus miembros, relación obtenida mediante la construcción de la necesaria forma mental. Le recordaré a usted y a sus hermanos de grupo que un ashrama es, en realidad, una forma mental espiritual y dinámica, vitalizada por el Maestro del ashrama y los iniciados y discípulos asociados a él. La estructura y la consolidación iniciales están ya concluidas y puedo asignarle otra tarea.

     Ahora su trabajo debe estar más estrechamente ligado al Cristo. No me refiero exclusivamente al trabajo de preparación que todos deben llevar a cabo, sino específicamente al Cristo Mismo, como Individuo viviente, atento a las reacciones de los discípulos que poseen un propósito suficientemente fuerte y una intención y dedicación definidamente claras, para permitirles entrar en contacto con la periferia de Su aura (a la cual se refiere El Nuevo Testamento como "el ruedo de su vestidura"). Con esto no quiero significar que es el aura de la Jerarquía, pues todos ustedes, en menor o mayor grado, son ya sensibles a ella, porque ya está impregnada de la cualidad de Cristo, sino [i588] Su aura individual. Un discípulo tiene "la libertad que otorga la Jerarquía" (según se la denomina) y puede tratar de introducirse en el aura individual del Cristo; el éxito depende totalmente del persistente esfuerzo, pero no fanático (¿o diríamos frenético, hermano mío?) y altruista del discípulo. Inténtelo cada mañana durante cinco minutos, pero no más. En este caso no puedo darle instrucciones; con el tiempo hallará el camino por sí solo, como todo discípulo. Quienes tratan de obtener el grado de Maestro deberán también intentarlo en alguna etapa determinada de su entrenamiento. Con el tiempo deberá construirse una línea de contacto y los que ahora son discípulos de mi Ashrama, pueden empezar a hacer el esfuerzo necesario, lo cual acarreará sus propias dificultades, tales como el sobrestímulo y el incipiente espejismo, del cual se dará rápidamente cuenta si está atento y alerta.

     [e505] Esto es suficiente por hoy, mi leal amigo y hermano. Hay mucho que hacer. Lleve a cabo el trabajo que debe realizarse, siguiendo la luz que usted posee, la cual irá generando más luz.


Castellano:
InglÚs:

[ Anterior | Indice | Otros Libros | Siguiente ]

Esta obra está bajo una licencia de: Creative Commons License
Los Libros Azules
© 2010 — info@libros-azules.org